Slide background
portada

¿Has escuchado que tus creencias crean tu realidad?

Las creencias, algo más que simples pensamientos sobre lo que consideramos es “la verdad” -perfiladas por la educación, las relaciones y las influencias que nos llegan desde cualquier lugar- se constituyen en el eje fundamental desde el cual vivimos.

“Uno no alcanza la iluminación fantaseando sobre la luz sino haciendo consciente la oscuridad. Lo que no se hace consciente se manifiesta en nuestras vidas como destino. No hay luz sin sombra, ni totalidad psíquica exenta de imperfecciones, para que sea redonda, la vida no exige que seamos perfectos sino completos, y para ello se necesita la espina en la carne, el sufrimiento de defectos sin los cuales no hay progreso ni ascenso.” – Carl G. Jung.

La comunicación humana tiene dos facetas: hablar y escuchar. Generalmente se piensa que es más importante el hablar, ya que éste parece ser el lado activo de la comunicación, mientras que al escuchar se le suele considerar como pasivo. El hablar y el escuchar son ambos activos, sin embargo, es el escuchar el que le da sentido a la comunicación, es el escuchar el que valida el hablar.